GESTIÓN DE RESIDUOS PELIGROSOS Y NO PELIGROSOS

La sociedad en la que vivimos se caracteriza por un consumo desorbitado e insostenible y el consiguiente desaprovechamiento de los recursos naturales, aumentando cada día la generación de residuos derivados de las actividades humanas,  afectando de manera irreversible al medio ambiente y haciendo que los efectos nocivos que sufre el entorno natural sean cada vez más peligrosos.

La gestión de residuos difiere para zonas urbanas y rurales, residenciales, industriales y productores comerciales. La gestión de desechos no-peligrosos para zonas residenciales y/o en áreas metropolitanas generalmente es responsabilidad del gobierno local, mientras que para desechos no-peligrosos provenientes de la industria es responsabilidad del propio generador de residuos.

Las soluciones que se plantean ante esta problemática son por una parte la concienciación ciudadana, y desde un punto de vista más práctico la correcta gestión de los residuos.

La normativa legal vigente obliga a identificar, gestionar y minimizar los residuos generados en sus actividades productivas. En Green Bell le asesoramos en todo lo relativo a la gestión de sus residuos, olvídate de trámites y papeleos, nosotros nos ocupamos de todo.

  • Alta e Inscripción en Registro o como:
    • Productor de Residuos No Peligrosos
    • Pequeño Productor de Residuos Peligrosos
    • Gran Productor de Residuos Peligrosos (Obtención de Autorización)
  • Declaraciones Anuales de Residuos.
  • Planes de Minimización de Residuos
  • Auditoria de cumplimiento legal
  • Adecuación a la normativa de almacenes de residuos.
  • Planes de Formación
  • Asesoramiento técnico a entidades públicas y ayuntamientos: gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), puntos limpios, residuos peligrosos, etc.
  • Negociación de precio con gestores autorizados de residuos.

Green Bell ofrece asesoramiento técnico en la gestión, así como tramitación de la documentación necesaria para el cumplimiento de las obligaciones requeridas en la normativa de los denominados RESIDUOS ESPECÍFICOS: